Publicado en Carta

Aprendiendo de una gran mujer

Quiero hacer el amor el día que te vayas. Es la mejor manera de despedirme. Porque eso es lo que siempre has hecho. Actos de amor.

Has regido tu vida por el amor que les tienes a los otros. A tu esposo. A tu madre. A tu familia.

Cuando tenía 12 años, en todas mis memorias estabas tú. Cómo no iba a ser así, si siempre estaba pegada a ti. De alguna manera fuiste mi madre y mi amiga.

Me encantaba mirar cómo te maquillabas; me abriste el mundo de la coquetería de una manera tan sencilla y natural. Nada de poses. Lucir hermosa con lo que uno tiene.

Debes pintar la base de esta manera para que los ojos tengan más luz. Este tipo de brasier te ayuda a que no te veas tan plana…

Junto a ti, todo ha sido aprendizaje.

Me convertí en modelo a los seis años para lucir aquellos vestidos que habías confeccionado, cuando decidiste que una máquina de coser, una cinta métrica y unas tijeras, serían parte de ti.

También me toco ser tu conejillo de indias para que practicaras conmigo los cortes y peinados que habías aprendido en el Colegio de Belleza.

Me dejaste con tanto…

Me estaba convirtiendo en una mujer, cuando te fuiste. Un mes antes de tu partida, sangré por primera vez. Recuerdo que me explicaste de las toallas femeninas.

“Quién me aconsejará ahora que no estés”, pensé.

No lo sabes, pero me dolió mucho tu ausencia. Te extrañé mucho.

Cuando mi abuelita quiso tirar y regalar tus cosas, a hurtadillas rescaté algunas. Era una manera de conservarte, y de regresártelas cuando volvieras. “¿Porque volverá, verdad, pa’?”, le pregunté a mi padre un par de veces.

Era aún pequeña para entender las razones por las que te ibas. No te lo reproché. Crecí con tu recuerdo. Admirando quien eras. Y ni el dolor de tu partida me hizo cambiar mi visión de ti.

Ahora, a mis 23 años, he entendido tus razones. Justo ahora son muy claras. Y me siento tan orgullosa de tu actuar. Decidiste hacer tu vida. Arriesgarte, a no sé a cuántos peligros, por amor. Luchaste. No te diste por vencida. Y eso es lo que siempre te he admirado, tía.

Y lo haces de nuevo. Porque no se puede hacer de otra manera.

No me alcanzan las palabras para expresarte la gran mujer que eres. Lo afortunada que me siento de que seas parte de mí y de mis memorias.

Hace 15 meses que volviste, después de saber de ti por 10 años sólo con tu voz a través del teléfono, me estremeciste con ese abrazo. No pudimos evitar las lágrimas. Se volvieron a encontrar la chiquilla de 12 años con la tía que se iba detrás del amor.

Este tiempo me ha sido insuficiente para aprender más de ti, para aprovechar el tiempo contigo. He crecido. Quiero realizar mis sueños. Y también lucho por el amor. Pero sé que ambas disfrutamos los momentos que pasamos juntas. Y eso se suma a mis memorias viejas. Ahora tengo más recuerdos de ti con los cuales mantenerte conmigo.

Te extrañaré como aquella vez. Pero, ten la certeza de que ahora tengo todo claro. No desapruebo tus decisiones. Las admiro. Eres una mujer valiente y entregada. Y eso nadie te lo podrá quitar, no lo olvides.

No tengas miedo. No cargues culpas, no esta vez. No agaches la cabeza. No te arrepientas de tus acciones. No estás actuando mal. Cuando uno actúa siguiendo sus convicciones, sin traicionarse, no está procediendo erróneamente. No mires atrás. Sigue de frente. El pasado y quienes te queremos no dejaremos de existir ni de quererte porque camines el sendero que elijas. Si decides regresar, aquí estaremos.

Aquí estaré.

Me siento orgullosa de que vayas una vez más por lo que quieres, como la primera vez.

Tu mejor enseñanza ha sido ésa.

Con todo lo que explota en los ojos, estas líneas son para ti, Marivel
Anuncios

Autor:

¿Que si escribo? No, imagino que lo hago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s